Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aceptar

Salmón italo-andino

Comentarios (1)

Salmón italo-andino

Tercer plato para nuestro concurso "Blog busca receta". Un plato con la base de salmón y complementos varios que lo hacen delicioso.

.

Salmón italo-andino de comercio justoAutora: 

Ana Gil

Tiempo de elaboración: 

20 minutos. 

Nivel de dificultad:

2 - Leve/medio

Ingredientes (señalados con * los de comercio justo):  

300 gr de lomos de Salmón Noruego fresco limpio
4-6  tomates cherry
200 gr de macarrones de quinoa *
Media chucharada de mantequilla
Media cucharada de aceite de oliva
1/5 taza de queso crema
3 cucharadas de pesto (si es casero mejor)
50 gr de piñones
1/5 taza de queso parmesano picado
2 o 3 hojas de albahaca fresca picada
Sal

Pimienta al gusto *

Pasos a seguir:

Esta receta proviene de una fusión de culturas, norte y sur. Su principal producto es de base noruega, el salmón, pero tiene unos toques del sur, italianos, y otros más lejanos. Lo más importante, con sabores y olores que se mezclan con cosas de allá y acá, como la quinoa, producto típico en los Andes; o la pimienta, especia que nos transporta a la India, puntos de salida de nuestros “productos justos”.

Fue una recomendación que proviene del “Mar de Noruega” de mano de uno de los pescados más recomendados en una buena dieta, y como no puede ser menos, que complementa “justamente” con productos de la cesta de compra de Brújula Sur.

¡Comenzamos!

  1. Cortar el salmón, limpio, en cubos. Y Hacer el mismo proceso con los tomates cherry, cortar por la mitad.

  2. Cocinar la pasta según las instrucciones del paquete, así en este caso, dejar hervir unos 9 minutos.

  3. Asar los cubos de salmón con mantequilla y aceite de oliva a fuego medio. A continuación,  añadir los tomates cherry  y cocinar unos minutos.

  4. Mezclar la crema fresca con el pesto, yo no he usado casero esta vez, suelo tener un bote de pesto para urgencias, pero os recomiendo, con tiempo, hacer la mezcla, parte de los ingredientes de la receta son su base. Después, añadir a la pasta ya escurrida en un bol.

  5. Casi lo tenemos, sazonamos con una pizca de sal, yo uso sal rosa del himalaya en molinillo; y pimienta, pero pimienta de la buena, de esa que incita al volverse loco de “Eticambio”, y con esto ya listo...¡Emplatamos!

Por último, para darle un toque fresco y ntaural, añadimos unos piñones, espolvoreamos parmesano y la albahaca picada. Esto es como un segundo pesto “a cachos”. Ahora sí, ¡buen apetito!

1Comentarios

  • Avatar

    Mariky Sep 15, 2019

    Que pintaza, tendré que probarlo!!! ;)

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios